Así, “Vidrieras al viento”, los hemos llamado, enlazando la luz, el color… el inmenso atractivo de nuestros Pendones con el arte del vidrio que en León tiene muy especiales referentes. Los propios Pendones han sido tomados como elemento reflejado en algunas ocasiones, comenzando por la vidriera de la reinauguración (1901) de la “Pulchra Leonina” y continuando por otros, alguno de ellos señero (Ayuntamiento de León) y otros poco conocidos. Van algunas muestras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =